El camino de Emaús

Tengo un camino especial, que cuando paseo por él me hace recordar el encuentro de Jesús,con los discípulos,después de su Resurrección.

Yo no voy hacia Emaús, sino hasta una piedra desde la que se divisa una panorámica enorme, donde descansa la vista y el espíritu. Ahí se puede rezar el CÁNTICO DE LAS CRIATURAS de Francisco de Asís, y reconocer a Jesús, no al partir el pan, sino al alabar al Creador de todas las cosas.Pues según San Juan,”Él estaba en el principio con Dios, y todo fue hecho por él y sin él nada se hizo”

t

Deja un comentario