HOY DÍA DE LA ORACIÓN MUNDIAL POR LA PAZ EN ASÍS

Si deseamos la paz, si la buscamos, si oramos con fe, la encontraremos y nos dará sensibilidad para procurar transmitirla a los que nos rodean. Unas veces será compartida, otras no. ¡Qué se le va a hacer! la vida no nos da siempre todo según nuestros deseos y hay que aceptar que otros no estén en disposición de recibirla.
Pensemos , como Santa Teresa, que “la paciencia todo lo alcanza…”

San Francisco anhelaba la PAZ y esta oración que se le atribuye nos enseña que debemos empezar a construirla en nosotros mismos. Si así lo hiciéramos, se ampliaría el círculo, y lo que es tan pequeño se iría agrandando más y más. Si cada uno rezara con su propia fe, en su propio idioma, pidiéndola, que es lo que sucederá hoy en Asís, donde creyentes y hasta agnósticos orarán juntos, el mundo se transformaría y cesarían las guerras, la violencia y la injusticia.

                                                                                  
Señor, haz de mi un instrumento de tu paz.

Que allá donde hay odio, yo ponga el amor.
Que allá donde hay ofensa, yo ponga el perdón.
Que allá donde hay discordia, yo ponga la unión.
Que allá donde hay error, yo ponga la verdad.
Que allá donde hay duda, yo ponga la Fe.
Que
allá donde desesperación, yo ponga la esperanza.
Que allá donde hay tinieblas, yo ponga la luz.
Que allá donde hay tristeza, yo ponga la alegría.

Oh Señor, que yo no busque tanto ser consolado, cuanto consolar,
ser comprendido, cuanto comprender,
ser amado, cuanto amar.

Porque es dándose como se recibe,
es olvidándose de sí mismo como uno se encuentra a sí mismo,
es perdonando, como se es perdonado,
es muriendo como se resucita a la vida eterna.

Deja un comentario