MIS PALABRAS CRUZADAS DEL EVANGELIO DE HOY

–>

No TEMAS, MARÍA, PORQUE HAS ENCONTRADO GRACIA ANTE DIOS. CONCEBIRÁS en tu VIENTRE y DARÁS a LUZ un HIJO y le PONDRÁS por NOMBRE JESÚS. SERÁ GRANDE, se LLAMARÁ Hijo del ALTÍSIMO, el SEÑOR Dios le DARÁ el TRONO de DAVID su PADRE, REINARÁ SOBRE la CASA de JACOB para SIEMPRE y su REINO no TENDRÁ FIN.
En total, 33 palabras, como los años de Cristo. Búscalas en horizontal y vertical. 
Solución en la página literaria de la derecha.
 
Meditación
El texto del evangelio de Lucas nos sitúa ante dos interpelaciones. La primera está en relación con la presencia de Dios en nuestra vida. La misma historia que María vivió en su momento puede acontecer hoy en nuestras circunstancias vitales. Cada día Dios nos dirige su Palabra, que quiere entrar en relación estrecha con nuestra vida. Encontramos cotidianamente varios mensajeros de su palabra. ¿Logramos escuchar o intuir con el corazón lo que Dios quiere decirnos? ¿Estamos convencidos de que el Señor ha preparado también para nosotros el proyecto de su amor? Dios es aquel que nos trae alegría, quita nuestro miedo y quiere abrazar con su gracia todas las dimensiones y la actividad de nuestra vida. Él nos mira a los ojos a través de nuestros hermanos, pero también su palabra entra directamente en nuestro corazón, permanece cercana, nos sale al encuentro “cara a cara”. “La Palabra está cerca de ti, la tienes en tus labios y en tu corazón…” (Rom 10,8). Todo depende de nuestra respuesta.
Ésta es la segunda interpelación: ¿cómo acogemos a Dios que viene a nosotros? María es el ejemplo de la respuesta perfecta. Pero también nosotros, con nuestros límites, podemos decir en serio: quiero que Dios entre en mí con su misericordia, para que su Palabra se forme en mí, en mi mente, en mi voluntad, en mi corazón, y se haga carne en mí. La promesa que Dios hizo a María es también para nosotros.
Esta meditación forma parte de la Lectura orante del Evangelio de hoy que podéis seguir completa en la página literaria

Deja un comentario